Son ondas acústicas audibles de alta energía. En la medicina ya se han empleado con éxito desde 1980. Originalmente empleada solamente para la desintegración de cálculos renales, posteriormente se convirtió en un medio terapéutico reconocido en la ortopedia y cardiología y, desde 2010, también en el tratamiento de la disfunción eréctil (DE) por causas vasculares.

El tratamiento es

Después de cada sesión, usted realiza su vida normal.

Antes

del tratamiento de
ondas de choque.

Después

del tratamiento de
ondas de choque.

Las ondas de choque estimulan no sólo la circulación de la sangre, sino también la formación nueva
de vasos capilares (angiogénesis). Consecuentemente, mejora la capacidad eréctil

Por primera vez se trata la causa y no solo los síntomas. Cada sesión dura 15 minutos.
Dependiendo del grado de la disfunción eréctil, se necesitan entre 5 y 12 sesiones.