Es un tratamiento enfocado en ondas de choque que no es invasivo y estimula el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el pene, que es esencial para una erección firme y espontánea.

Es el único tratamiento médico probado que tiene el potencial de mejorar la Función Eréctil de un hombre.